lunes, agosto 15, 2022
InicioHistoria navalTres cementerios antiguos en Muxía

Tres cementerios antiguos en Muxía


Tres cementerios antiguos de la época medieval o moderna, ubicados en pleno casco urbano muxian, guardan con ellos multitud de secretos bajo tierra. Una vecina de Muxía fue testigo de una de las historias más misteriosas y tétricas recordadas en la villa de A Barca.

Eran los años 40 del siglo XX, justo en la entrada de A Cruz, (donde hoy se levantan los primeros edificios que se ven al entrar en la localidad, a los pies de la playa anteriormente mencionada,)unos operarios estaban excavando, cuando de repente esta operación se tuvo que parar, decenas y decenas de huesos y cráneos fueron encontrados y destapados. Al acontecer este hecho se movilizaron el párroco de Muxía y Moraime y el forense. El forense dictaminó finalmente que se trataban de restos humanos.

Tres cementerios antiguos en Muxía

Los huesos que fueran desterrados se llevaron y se hizo una gran fosa en el actual cementerio donde se depositaron y allí hoy en día reposan. La anciana con la que estuve hablando me informó que contaban los vecinos en aquella época que la gran cantidad de esqueletos que allí estaban enterrados pertenecían a personas que allí ahorcaban. Este cementerio es conocido como el lugar de «Os Aforcados»

Los otros restos que no se destaparon o que finalmente no se recogieron a pesar de las excavaciones realizadas para la ejecución de las edificaciones, reposan a día de hoy bajo los cimientos de los edificios que se sitúan a los pies de A Praia Da Cruz. Además, hay que recalcar que no se excavó toda la superficie del cementerio antiguo, se conserva un cuadrado entre dos edificios, y otra mediana superficie de campo de lado del último edificio que se observa al salir de Muxía, y el primero que se ve al entrar en la villa.

Tres cementerios antiguos en Muxía


Por otra parte, hay otro cementerio antiguo yendo cara al santuario de A Barca. En una gran finca de muros altos y gruesos de piedra recubierta de cemento, (concretamente pasando de la Iglesia Parroquial de Santa María de Muxía por la carretera, de lado de una fuente con escaleras y barandillas) se encuentra otro cementerio antiguo, donde descansan gran cantidad de cuerpos. En él hay o había un altar según nos contaba esta vecina de la localidad. A esta finca le llaman «O Campo das Almas».

También parece ser que había otro cementerio cerca de la plaza de la constitución,donde se sitúa una fila de bares,en él se habían encontrado hace décadas multitud de restos óseos humanos al estar excavando en dicha zona para realizar una obra. A esta huerta le llamaban A Horta dos Osos.

Sobre la procedencia de los cuerpos que descansan en estos tres antiguos cementerios tenemos varias posibilidades abiertas. Personas que fallecían a causa de las pandemias y epidemias por aquellos siglos, por personas que ahorcaban, o por naufragios acontecidos a lo largo de nuestra costa.

Cadáveres del HMS Serpent

Pero hay otro hecho impresionante.

Me cuenta que algunos de los cadáveres del HMS Serpent hundido en la costa de Camariñas fueron a llegar la Punta da Barca y a la Playa de O Capitán en el año 1890″ «nesa praia sempre ían parar moitos corpos pertencentes a naufraxios, as correntes levabanos até alí, eu non recordo o do Serpent lóxicamente pero meu avó si, e mo ten contado» justifica. Los restos de los cuerpos fueron también enterrados en Muxía, justo en la misma fosa donde se enterraron los restos del anteriormente mencionado «O Campo dos Aforcados».

A día de hoy, en la actualidad, la fosa común que se hizo para enterrar a los restos encontrados en A Cruz, para los restos de los cuerpos de los marineros del HMS Serpent y para aquellos cuerpos que se encontraban en el mar y que nadie reclamaba, siguen descansando en el cementerio de Muxía, con una cruz blanca hecha en el 1971,donde pone escrito en letras negras «Los Olvidados».

tres cementerios anyiguos en Muxía


OTRA TUMBA QUE DABA NOMBRE A «A PRAIA DO CAPITÁN»

La «Praia do Capitán» lleva este nombre también por un naufragio desconocido. Hace más de 100 años, «cando meu avó vivía, eu ainda non existía» según decía nuestra entrevistada, apareció en dicha playa el cuerpo de un capitán. El capitán estaba con su traje y con sus broches. Así que se decidió enterrarlo en dicha playa, donde se instalaría una cruz. En los años 70,cuando comenzaron las obras del puerto, la tumba quedó totalmente tapizada y enterrada bajo el hormigón desgraciadamente.

RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

MÁS NOTICIAS