lunes, junio 5, 2023
InicioHistoria navalLaxe 1797. El ataque inglés al San Ramón y Ánimas de Plencia

Laxe 1797. El ataque inglés al San Ramón y Ánimas de Plencia

Plencia o Plasencia es un puerto bilbaíno de cabotaje famoso por sus marinos. Mercantes en el siglo pasado, antes corsos y balleneros. Don Juan Uribe, vecino de Plencia, era capitán de la vieja embarcación vizcaína San Ramón y Ánimas que fue perseguida, apresada y posteriormente quemada y hundida por dos buques de la armada inglesa, a pesar de guarecerse debajo de las murallas de pueblo de Laxe.

La San Ramón y Ánimas había salido de la villa de Muros el día 15 de agosto de 1797 en compañía de don Juan Bautista Andraca, capitán de la embarcación San Juan Bautista, ambos cargados de arroz y con destino a la ciudad de A Coruña, pero «cerca del cabo del Roncudo, y a la vista de la isla Sisarga» vieron un bergantín y un queche ingleses que quisieron darles caza.

Se refugian en Laxe, pero el barco de Plencia sufrirá el abordaje y robo de la mercancía por parte del queche. El capitán, único tripulante que permanecía a bordo para enfrentarse al inglés ante el abandono del resto del rol, fue llevado a Oporto en donde permaneció retenido hasta que regresó el 15 de septiembre a Laxe para reclamar unos efectos que le habían quedado.

PROTOCOLO

La embarcación vizcaína San Ramón y Ánimas es perseguida, apresada y posteriormente quemada y hundida por dos buques de la armada inglesa, a pesar de guarecerse debajo de las murallas del pueblo de Laxe.

«En la villa y puerto de Lage, a 15 días del mes de septiembre de 1797, pareció presente don Juan Uribe, vecino de Plencia, y capitán de la embarcación nombrada San Ramón y Ánimas, y dijo: que hallándose con el citado buque en la ría de la villa de Muros, se hizo en vela el día 15 del mes anterior de agosto en compañía de don Juan Bautista Andraca, capitán de la embarcación San Juan Bautista, ambos cargados de arroz y con destino a la ciudad de La Coruña (…) con viento flojo fueron siguiendo su viaje hasta el cabo del Roncudo, y a la vista de la isla Sisarga, a la una del día 16 avistaron a sotavento y por la proa una fragata y un quechemarín ingleses, que inmediatamente determinaron darles caza, por lo que les fue preciso hacer rumbo y entrar a refugiarse en la ría de esta villa.

Enseguida de ello, ambos capitanes desembarcaron y pasaron a observar las operaciones que hacían los buques enemigos, conservándose del mismo modo hasta la mañana siguiente, que en repetidos bordes se entró el quechemarín referido, por lo que espiaron respectivamente sus buques, el Andraca asta tocar en tierra y el exponente a tocar y no tocar; receloso de que el barco viejo no se abriese, y perdiese barco y carga, por estar aproximado a las murallas del pueblo; la tripulación desamparó el barco; y el exponente se quedó abordo sin querer desamparar la embarcación, con lo cúal improvisadamente se acercó el quechemarín enemigo asta yuntar el costado de ambos buques, momento en el que transbordaron algunos ingleses, cortaron los cables y maniobraron el velamen para hacer efectiva la apreensión; como tan cerca a tierra quedó varada por espacio de una hora; asta que el creciente de marea y viento de la tierra, como también el impulso de los remos la puso flotando para irse a bordo de la fragata, que se hallaba fuera de puntas (…) abarloaron y transbordaron la carga, después pegaron fuego a la presa, manteniendo prisionero de guerra al exponente por muchos días, asta que pasando a grande altura un bergantín del Rey de la misma nación lo trasladaron a la ciudad de Oporto (…) y por cuanto al tiempo de la apreensión del repetido barco le habían quedado dos anclas, la una con un pedazo de calabrote que le había prestado al Andraca, y la otra (…) por lo que el exponente se encaminó a este pueblo para recaudar los nominados efectos y tomar la correspondiente protesta (…)»

RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!
- Advertisment -

MÁS NOTICIAS