sábado, abril 20, 2024
InicioHistoria navalLa goleta Nuestra Señora del Carmen de Cee lucha contra la peste...

La goleta Nuestra Señora del Carmen de Cee lucha contra la peste y el mar


En 1818 una epidemia afectaba a la zona de Lisboa y la cuarentena impidió que un mercante de Cee en medio de un temporal pudiese entrar en la ciudad.

La goleta Nuestra Señora del Carmen en ruta de Motril a A Coruña mandada por Pedro Ribeiro se vio en serios problemas en el estero lisboeta con riesgo de naufragio, pero las autoridades le negaron el auxilio.

Tras la lucha en solitario con los elementos pudieron seguir su viaje y entraron en Camariñas en donde hacen relato notarial de los sucesos que ahora nos llegan a nosotros, certificando la pujanza de nuestra flota local mercante en la navegación heroica.

Declaración otorgada en Camariñas por el capitán de la goleta de Cee Nuestra Señora del Carmen, en ruta de Motril a Coruña, tener que arribar a Lisboa por el mal tiempo, ser retenido en Belén dejándolo en cuarentena, irse a la costa y sufrir avería.

«En el puerto y villa de Camariñas, a 16 días del mes de febrero de 1818 (…) ante mí escribano y testigos pareció presente el que dijo ser don Pedro Ribeiro, vecino de Cee y capitán de la goleta Nuestra Señora del Carmen, y dijo: que saliendo de quilla sano de Motril (…) con cargamento de caldos, frutos secos y otros géneros, con destino a la ciudad y puerto de la Coruña (…) le sobrevino un fuerte temporal por el noroeste, y mar sumamente gruesa, que le estropeaba y desbarataba la parte de la empevesada y la vela estay mayor, faltándole al mismo tiempo el barandal de babor (…) por lo que se vió obligado a arribar a la cala de Cascais, dando fondo con la segunda ancla.

Al amanecer del día siguiente se presentó con mala cara y picando el viento del norte, que le obligó a llamar práctico para abocar la barra de Lisboa, lo que tuvo efecto (…) a las doce del medio día zarparon y marearon por la barra, y siendo las dos de la tarde, estando ya delante de los Cachopos, no pudo romperla corriente por lo que aconsejado del práctico dio fondo, y siendo las 6 de la tarde entró un uracán por el oeste y mar soberbia que le sumergía, con lo que mandó arriar el cable por mano, y con solo un bolso al trinquete, siguió hasta Belén, en donde fondeó por mandato del comandante de una goleta de guerra, la que le echó a bordo a dos soldados para que no tuvieran comunicación (…) al día siguiente fue a tierra con los papeles y documentos, y no fue admitido a plática, dejándolo en cuarentena, pero recogiéndole todos los papeles (…) y al amanecer del día 16 entró otro fuerte temporal por el oeste que le arrojó a la playa, quedándose en seco y llevando muchos golpes, y a pesar de largar bandera de morrón pidiendo auxilio no lo pudo conseguir a causa de la cuarentena (…) después de muchos trabajos consiguió poner el barco a flote, pero notó agua en el buque (…) cuando le devolvieron los documentos pudieron salir y continuar viaje hasta entrar en este puerto de Camariñas (…) por lo que protesta (…)».

RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!
- Advertisment -

MÁS NOTICIAS