sábado, julio 13, 2024
InicioHistoria navalFrancisco Antonio Mourelle de la Rúa: un gran explorador e intrépido navegante...

Francisco Antonio Mourelle de la Rúa: un gran explorador e intrépido navegante gallego


Descubre la cautivadora historia de Francisco Antonio Mourelle de la Rúa, renombrado navegante y explorador del siglo XVIII. Nacido en el seno de una familia hidalga de pocos recursos de la localidad Corme-Ponteceso, A Coruña, en 1750.


A lo largo de su vida, Mourelle se embarcó en varias expediciones a lo largo de la costa del Pacífico Norte, dejando un impacto duradero en el mundo de la exploración. Acompáñanos mientras nos adentramos en la extraordinaria vida de Mourelle y exploramos sus contribuciones al mundo marítimo.


Vida temprana y carrera naval de Mourelle


Los años de formación de Francisco Antonio Mourelle de la Rúa sentaron las bases de su asombrosa carrera naval. Nacido en el seno de una familia noble de escasos recursos de Corme, Mourelle se sintió cautivado por el mar desde una edad temprana. Aprovechó al máximo cualquier oportunidad de estudiar navegación y asuntos marítimos, incluso de niño.

Ingresó con 13 años en la Academia de Pilotos de Ferrol al no poder hacerlo, por la falta de recursos, en la Real Compañía de Guardia Marinas de Cádiz.


Este entusiasmo le llevó a ingresar , con 18 años y como pilotín, en la Armada española, donde perfeccionó sus habilidades y adquirió conocimientos inestimables.


La trayectoria naval de Mourelle tuvo episodios destacados. Participó en la Defensa de Rosas en 1795, ante los ataques franceses junto al célebre Juan de Lángara. Esta valerosa misión demostró su valor y dedicación al servicio de su país.


Más tarde, se enfrentó a la poderosa armada inglesa en el cabo de San Vicente, demostrando su destreza estratégica y su lealtad inquebrantable a la protección de los intereses marítimos de España.


Uno de los principales capítulos de la carrera naval de Mourelle fue su participación en excursiones a lo largo de la costa del Pacífico Norte. Se embarcó en numerosos viajes para explorar territorios inexplorados. Estos viajes le llevaron a las costas de Alaska, donde navegó por aguas peligrosas y se encontró con diversas comunidades indígenas.

Con su exploración, Mourelle contribuyó a ampliar el conocimiento español de la región del Pacífico Norte y a establecer rutas comerciales vitales. Sus aventuras en el Pacífico Norte conformarían su legado como intrépido explorador y respetado navegante de su época.


Explorando la costa del Pacífico Norte

Participó en las expediciones de Heceta (1775) y Arteaga(1779).


Aventurándose hacia lo desconocido, un momento crucial en la ilustre carrera del explorador Mourelle de la Rúa fue su expedición a lo largo de la costa del Pacífico Norte.

Desde San Blas, en México, él y su goleta Sonora se aventuraron valientemente por regiones nunca antes vistas por los europeos.

A través de aguas turbulentas y climas cambiantes, se encontraron con paisajes y culturas indígenas sobrecogedores. La dedicación de Mourelle a la cartografía y a la elaboración de mapas precisos de la costa proporcionó herramientas de navegación de incalculable valor para los futuros navegantes.


Su diario llegó de manera clandestina a Inglaterra en donde toda su documentación fue traducida al inglés y publicado, siendo utilizado por el Capitán Cook.

La expedición también supuso el descubrimiento del Paso Interior, una serie de canales y fiordos que crearon una ruta más segura para los barcos que viajaban entre el océano Pacífico y el mar de Bering. Esto permitió establecer rutas comerciales eficaces y facilitó la exploración y colonización de la región.


Mourelle también documentó la rica biodiversidad de la zona. Sus detallados registros ofrecieron una visión inestimable de la riqueza ecológica de la zona, inspirando futuras exploraciones científicas.

Rafael Lema nos habla de Mourelle de la Rúa


Sobre esta etapa de Mourelle nos habla el cronista naval Rafael Lema:


“ Mourelle tras su paso por la escuela ferrolana ejerce de piloto en América y va ascendiendo por méritos, por lo que en 1775 ya es primer piloto del puerto mejicano de San Blas. En 1779 forma parte de la expedición que bordea las costas de Alaska y llega al grado 62, que ningún marino había alcanzado. Allí España dispone fuertes, mojones, firma tratos con los nativos. Es tierra y mar del Rey”.


Su legado e impacto


Los logros de Mourelle de la Rúa han dejado una huella duradera en la historia de la navegación y la exploración. Sus viajes a lo largo de la costa del Pacífico.


Sus detallados mapas y cartas proporcionaron una valiosa información para futuras expediciones. Gracias a los esfuerzos de Mourelle durante la época de la Ilustración, florecieron la exploración y el descubrimiento en el Pacífico.


Su participación en acontecimientos cruciales como el rescate de Rosas, así como sus encuentros con la armada inglesa, ponen aún más de relieve su valentía y astucia.

Un documental sobre Mourelle

Conclusión


En conclusión, la historia de Mourelle de la Rúa es un fascinante relato de aventuras, exploración y legado. Decía el fallecido activista cultural de Corme, José Manuel Ferreiro, que si Mourelle hubiera nacido en Inglaterra tendría un monumento en una de las plazas principales de Londres.


Desde sus primeros años de vida y su carrera naval hasta sus expediciones a lo largo de la costa del Pacífico Norte, las contribuciones de Mourelle a la historia marítima no pueden exagerarse. Sus descubrimientos y documentación de tierras y culturas desconocidas abrieron nuevas posibilidades a futuros exploradores e investigadores.


Mourelle falleció en 1820 siendo Jefe de Escuadra de la Real Armada Española y Caballero de la Orden de Santiago.

«El último de una época dorada»


En una de sus intervenciones, Rafael Lema deja claro que “Mourelle fue el último de la última época dorada de la navegación hispana, a su muerte pasaremos a ser una potencia naval de segunda fila. Llegó a ser jefe de escuadra, el equivalente hoy a un contralmirante, o a un almirante por las ordenanzas antiguas de las primeras reformas borbónicas.

Fue célebre en vida y honrado sobre todo como militar. Como explorador tuvo que archivar sus diarios y anotaciones por mandato real, aunque alguno cayó en manos de espías extranjeros y fue bien aprovechado por los ingleses.

Otros llevaron méritos impropios y se vanagloriaron de hazañas a él debidas. incluso hoy hay quien duda de su influencia en las obras de otros grandes navegantes, cuando ya en su época era acreditado el de Corme como pionero en las rutas de Alaska o por el Pacífico sur

RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!
- Advertisment -

MÁS NOTICIAS