domingo, agosto 14, 2022
InicioIndustria pesqueraEl accidente del "Generosa" en Muxía. Toda la noche junto a la...

El accidente del «Generosa» en Muxía. Toda la noche junto a la muerte

Nos situamos esta vez en un punto mortal para los barcos de pesca. Entre una decena y una quincena de barcos encallaron contra estos bajos entre el año 1980 y 1998.Cuatro barcos de Ribeira y una decena de Marín,todos éstes fueron salvados. 

Son los denominados «baixos do petón»o también llamada punta de Espiñeirido a 200 metros del muelle de Muxía. El encallamiento más mediático de esta punta fue el del arrastrero «Generosa», de Marín.

La noche del 26 de Octubre de 1987 raspó su casco contra las afiladas peñas. Todo comenzaba una noche de gran tormenta. Las grandes olas azotaban el barco,la lluvia manchaba los cristales y el viento soplaba con fuerza. 

El «Generosa» se desorientó y acabó encallando. La propia tripulación, que se componía por 12 tripulantes, colocaron el barco ya encallado de proa para poder soportar mejor los golpes de mar y así asegurar mejor el barco. 

Vecinos de Muxía y servicios de salvamento intentaron el rescate, que sólo se pudo conseguir con la intervención del helicóptero del SAR,a las 8,30 de la mañana, con base en A Coruña.

Durante la noche se lanzaron cabos desde tierra, mientras embarcaciones de este puerto y de Camariñas pretendían acodarse al buque siniestrado. Los motores del Generosa dejaron de funcionar al poco tiempo, y con ellos el suministro eléctrico, por lo que hubo que iluminar el barco con los faros de varios coches desde la costa. A lo largo de la noche se les unieron familiares de los tripulantes, llegados desde Marín.

Cuentan también los propios vecinos de Muxía que había marineros colgando por un costado del barco,todos empapados de agua. Hasta se llegó a un punto, en el que se creía que había muerto toda la tripulación al no ver a nadie abordo.

Más tarde se enviaron varías zodiacs pero acabaron todas encalladas y encajadas contra las rocas.

El «Generosa» acabó tumbándose encima de las peñas y partiendo completamente en dos trozos según informó La voz de Galicia. 

Mucho más tarde, en enero de 1988,se hizo una rampa en el lugar para sacar el barco de la zona,y se colocó una grúa para sacar las piezas más grandes del buque. Lo curioso es que el barco acabo salvándose y recuperándose de ese gran accidente que puso en manifiesto la peligrosidad de esos bajos para na navegación.

Como dije antes entre una decena y una quincena de barcos de Ribeira y Marín encallaron en ese lugar, entre la década de los 80 y 90,según informó el periódico la Voz de Galicia y varios marineros de la zona. 

Uno de estos gran arrastreros encallados en este lugar fue el arrastrero de Marín «Hermoso Verano».Encalló en estos temibles los bajos a las tres y media de la madrugada de aquel 25 de Agosto de 1992. Los marineros de Muxía estaban pendientes de la situación del buque por si hacía falta prestar ayuda, pero posteriormente pudo salir por sus propios medios de las rocas. Este punto también fue un peligro para épocas más antiguas.En este lugar descansa un barco desconocido inglés del siglo XIX del cual se pudieron sacar varios objetos. Está a muy poca profundidad.

Magníficas fotos de Jaime Manuel Caamaño Toba,Arquivo de Galicia»y «Wrecksite.

RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

MÁS NOTICIAS