domingo, agosto 14, 2022
InicioNoticiasUn nieto de un náufrago del Mina Sorriego visita la tumba de...

Un nieto de un náufrago del Mina Sorriego visita la tumba de su abuelo en Camariñas

Rafael Lema //El 8 de marzo de 1954 sucedió en Muxía un trágico accidente, el naufragio del costero asturiano «Mina Sorriego«. Estos días se acercó a Camariñas el nieto de uno de los muertos en el siniestro, para ver la tumba de su antepasado y sus compañeros en el cementerio de Camariñas. Jesús Carrera estuvo acompañado de su esposa e hijo, recordando a su abuelo Moisés Carrera Mallol, fogonero en un barco de una naviera en donde también faenó su padre.

El nieto de Moisés Carrera visita la Costa da Morte

Pudo acceder al camposanto local y ver la costa de Muxía en donde el barco fue rápidamente engullido por el mar, apenas dio tiempo entonces a sacar una foto de la escasa obra a la vista. Carrera nos dice que fueron siete los fallecidos, todos de la localidad asturiana de Ortiguera, en Puente de Vega. Y uno de A Coruña. Otro marinero no pudo subir a bordo al estar con gripe y salvó así la vida; ahora vive en Sevilla. En total, ocho muertos. Se sabe que cuatro cadáveres fueron enterrados en Camariñas. El patrón era Valeriano Fernández González, y hacía su primer viaje.

Aún a día de hoy había confusión sobre los datos del siniestro. Se hablaba de 9 o 10 muertos y de tripulación gallega, al traducir Ortigueira por Ortiguera; se confundía este barco con un segundo Mina Sorriego de la misma empresa que había sido en origen un buque trampa artillado inglés en la Primera Guerra Mundial, botado en 1916. El primero también fue construido en Inglaterra, pero su historia es otra y finalizó en nuestra costa de forma trágica. Lleva el nombre de un famoso pozo minero de la cuenca central, en las riberas del Nalón.

El primer Mina Sorriego fue construido en 1901. Era el Garth, siendo adquirido en 1908 por González y Lavandera y rellamado Manolo. En 1919 fue vendido a la Compañía Nespral que le rebautizó como Vicente Nespral, recibiendo su nombre definitivo de Mina Sorriego en 1925 al ser adquirido por Joaquín Velasco Martín. Fue finalmente comprado por Naviera del Nalón en 1948.

Con matrícula de Gijón

Al empezar la Guerra Civil quedó en zona republicana y fue capturado por el minador nacional Jupiter el 21 de octubre de 1937. Construido en Glasgow. Su último armador era la Naviera del Nalón, S.A., de San Sebastián, pero con matrícula de Gijón. Con una máquina : Alt. comp., 2C-325-670 x 410, carbón 30. Potencia 160 CV. Velocidad: 7,5 nudos. 260 toneladas de registro bruto.

El vapor mercante Mina-Sorriego con base en el puerto de Gijón, el 8 de marzo de 1954 a consecuencia del fuerte temporal y al doblar Punta da Barca (Muxía) encalló en sus bajos, pereciendo en el trágico naufragio sus tripulantes. Cargado con 200 toneladas de carbón iba para el puerto de Vilagarcía de Arousa. Naufragó en la madrugada del domingo 8; el jueves un temporal le obligó a refugiarse en Bares, el sábado a las once decidió reanudar la travesía por la mejoría del tiempo, pero el viento y los bajos no le permitieron pasar de las costas de Muxía.

El Mina Sorriego se partió en dos y fue a pique

El siniestro se produjo cuando el barco tocó en un bajo llamado «Pedra Portuguesa«, después del fuerte golpe se partió en dos y se fue a pique en muy poco tiempo. La totalidad de este carguero astur se decía que era gallega y que eran nueve o diez hombres; pero se fueron despejando dudas con los días. Las primeras noticias las aportó el buque «Porfirio Díaz», se hablaba que no había muertos. En la jornada del hecho fueron recogidos en Camariñas cuatro cadáveres, entre ellos el del contramaestre, siendo enterrados en el cementerio parroquial. Enseguida salieron para Muxía diversas embarcaciones para prestar socorros o recoger cadáveres, como se leía en ABC y La Vanguardia el día 9 de marzo de 1954.

RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

MÁS NOTICIAS