viernes, diciembre 9, 2022
InicioUncategorizedPosibles huelgas de amarradores y remolcadores en los puertos

Posibles huelgas de amarradores y remolcadores en los puertos

En los últimos días se ha producido un movimiento de defensa de los puertos ante la llegada de banderas de conveniencia. Amarradores y remolcadores han convocado huelgas en los puertos, esta decisión surgió en Barcelona, en la Plataforma Estatal en Defensa del Tráfico Interior de Puertos del país. 

¿Por qué habrá huelgas en los puertos?

Los trabajadores de este sector se sienten realmente amenazados con la posibilidad de que embarcaciones extranjeras vengan a ofrecer servicios. Esto radica en que si entran con la bandera de su país de origen, pueden regirse por las normativas del mismo. Como consecuencia, consideran que pueden precarizar su trabajo. 

Declaran que con su llegada no van a proponer marcos laborales avanzados como los que tienen en sus países. Por el contrario, sienten que el objetivo principal es minar sus derechos mientras se benefician de fiscalidades y cotizaciones bajas. A todo esto le suma la reducción de costes laborales para exclusivo beneficio de la empresa que esté implicada. Y están preocupados de que por muchos beneficios monetarios que pudiesen obtener, se ignore el aumento de accidentes marítimos.

En la actualidad, la Plataforma está integrada por los trabajadores de doce ciudades. Entre ellas están Barcelona, Cádiz, Cartagena, Castellón, Ferrol, Las Palmas y Tenerife. Además, sindicatos como OTEP, CIG, SAME y CNT constituyen una gran parte de ella. Los planteamientos de todos estos son claros, se sienten abandonados por la Administración de España. 

En definitiva, los trabajadores no se oponen de ninguna forma a que empresas extranjeras trabajen allí. Lo que exigen es que se haga en igualdad de condiciones, respetando las obligaciones y derechos establecidos. Así podrían estar en un ambiente laboral sano y seguro en todos los sentidos.

¿Qué consecuencias acarrea esta situación?

A todo este problema los trabajadores exigen una solución rápida. Insistirán con reuniones y negociaciones pertinentes hasta obtener el resultado deseado. De no ser así, llevarán a cabo movilizaciones y huelgas en los puertos de forma colectiva e inmediata. Tampoco descartan que haya un conflicto generalizado que provoque el paro del comercio marítimo.

Está en juego el futuro de su trabajo, su seguridad y el servicio que prestan. Las consecuencias son las que les obliga a tomar estas medidas tan contundentes. La primera semana de febrero sin duda será crucial para el sector. Estamos a la espera de que consigan la mejor solución y que haya la menor cantidad de daños posibles.
 

RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!
- Advertisment -

MÁS NOTICIAS