viernes, diciembre 9, 2022
InicioCultura marineraUn Sanatorio de Marina en la Sierra de Madrid

Un Sanatorio de Marina en la Sierra de Madrid

Postal. Entrada al Sanatorio

En el siglo pasado y parte del actual, la Armada tuvo una serie de Hospitales Navales, clínicas y Sanatorios para atender al personal de la Armada y sus familias, principalmente en las cabeceras de las Zonas Marítimas del Cantábrico, Mediterráneo, Estrecho y Jurisdicción Central, sin olvidarnos de Canarias y Baleares.
Sin embargo, uno de estos establecimientos, por su singularidad, se construyó en plena Sierra de Madrid, en la localidad de Los Molinos.

Tenemos que retroceder al año 1931, cuando el Presidente de la República, Manuel Azaña firmaba una ley  creando «Un Sanatorio Central, en el sitio y lugar, que, por el Ministro de Marina se designe, capaz de cumplimentar las necesidades fimatológicas de nuestra Marina». Resumiendo, un sanatorio específico para la lucha antituberculosa, que fue una enfermedad endémica producida por el bacilo de Koch y que azotó a la mayor parte de la población española.

Este proyecto se tuvo que abandonar temporalmente y se retomó unos años después de finalizada la Guerra civil. El Ministro de Marina decidió su construcción por una orden comunicada de 13 de febrero de 1943, emplazándose el Sanatorio en el Ayuntamiento de los Molinos.Los objetivos de dicho sanatorio eran «la asistencia y tratamiento curativo del personal de la Marina Militar, en servicio activo, enfermo de tuberculosis pulmonar».

Ilustración 2. Sanatorio de los Molinos. Boletín Informativo de Personal.

En junio de 1949 ingresaron los primeros enfermos en el Sanatorio, y como se recogía en un Boletín informativo de personal: «El entorno del sanatorio es auténticamente de ensueño, en pleno valle de Guadarrama, circundado por La Peñota, Siete Picos, Bola del Mundo y Puerto de Los Leones, de evocador recuerdo. La finca tiene una superficie de 69 hectáreas.

En dicha finca brota un manantial de agua y está limitada por tres cañadas reales de la Mesta y el regazo del Espino. Existen además una traída de aguas particular para el Sanatorio cuyas aguas se captan de los manantiales y neveros de La Peñota. En este marco se levantó un edificio principal de 6 plantas, con alturas retranqueadas, un pabellón secundario, donde se situaran servicios de  hostelería, oficinas y como reserva para hospitalización, más otras instalaciones como talleres, pañoles, grupo electrógeno, etc., separados para evitar molestias a los hospitalizados. Todo ello ocupa un 15 % urbanizado de la finca, existiendo caminos asfaltados y zonas ajardinadas».

Ilustración 3. Emblema del Sanatorio

Dentro del Sanatorio se encontraba una comunidad de religiosas de San Vicente de Paul dedicada a la atención de los enfermos.
Con el descenso de la tuberculosis el sanatorio se fue adaptando y especializando a enfermedades del Tórax y más tarde a oncología.
El 21 de marzo de 2002, de acuerdo con el plan de racionalización de la Red Sanitaria del Ministerio de Defensa, se arrió definitivamente la enseña nacional en el Sanatorio, cerrándose para siempre un capítulo de la Sanidad Naval en la Armada Española.
 

RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!
- Advertisment -

MÁS NOTICIAS