sábado, julio 13, 2024
InicioCultura marineraLa hegemonía naval española en el Imperio de los Austrias

La hegemonía naval española en el Imperio de los Austrias

LAS ARMADAS DEL IMPERIO DE MIRA CABALLOS

En este siglo están saliendo a la luz libros que intentan fijar con documentación y cordura muchas cuestiones sobre la historia española, colocando una serie de hechos famosos (y no por ello conocidos) en el lugar que les corresponde. La leyenda negra, los conquistadores, o la verdadera importancia histórica de nuestra Armada son algunos de estos temas revisados.

El profesor Esteban Mira Caballos, tras sus imprescindibles publicaciones sobre Francisco Pizarro, nos aporta otro libro necesario que confirma el valor de la Armada de la Monarquía Hispánica en los siglos dorados de su hegemonía mundial con los Austrias. No se forja y defiende un imperio sólo por la fuerza de los tercios en tierra, sino con el apoyo de la ciencia, la cultura y la armada.

En «Las Armadas del Imperio» (La esfera de los libros, 2019) Mira Caballos nos sumerge en la realidad de la potencia de las marinas hispanas desde Fernando el Católico hasta finales del siglo XVII. Dos siglos de poderío naval hegemónico con presencia de nuestros barcos en todo el orbe y combatiendo contra todos.

«Desde Sevilla hasta Veracruz, de Acapulco a Manila o de Barcelona a Sicilia, la Armada de los Austrias españoles fue la mayor potencia naval del mundo durante casi dos siglos» así lo confirma el autor en un libro que analiza el sistema naval del Imperio con el estudio de las tripulaciones, de los barcos, de las estrategias y de las batallas. En la primera parte, la navegación, analiza España en el contexto europeo; los modelos de barcos y tripulaciones, la vida en los navíos. La parte segunda se dedica a las armadas del Imperio, el sistema naval, las armadas peninsulares, las presentes en los escenarios bélicos europeos (Italia, Flandes, Portugal), las armadas que defendían la Carrera de Indias y nuestras tierras americanas, la presente en Filipinas.

La fortaleza del corsarismo

La tercera parte habla de la disputa por el Mediterráneo en donde España y el Imperio Otomano lucharon por el liderazgo, pasando nuestros oponentes a una labor defensiva tras el glorioso combate de Lepanto.

Narra la fortaleza del corsarismo en todos los mares que no cesó en el Mediterráneo y se incrementó en América en el seiscientos. Y la nueva lucha por el dominio del Atlántico ante las potencias emergentes: Inglaterra y (brevemente) Holanda. Hechos demasiado enaltecidos por el patrioterismo no sirvieron de mucho. Pese a la gran victoria de Lepanto, España no pudo evitar los ataques corsarios y pese al fracaso de la Invencible (con escasa pérdida material) España siguió liderando los mares, siguió siendo hasta mediados del seiscientos un imperio hegemónico y mundial por tierra y mar.

En 418 páginas el autor nos aclara estas cuestiones, destacando el valor y arrojo de nuestros capitanes, la valía de nuestros constructores navales y los hombres de ciencia que mantuvieron en primacía la Monarquía Hispana compuesta de muchos y variados reinos bajo una misma corona.

Esteban Mira Caballos

Texto, ilustraciones a color y notas clarificadoras

279 páginas son de texto, con ilustraciones a color, y el resto de notas y apéndices para apoyar con fuentes las afirmaciones que a no pocos agoreros puedan causar sarpullidos, por no querer cambiar relatos manidos, falsedades asentadas y enjundiosos titulares de un día en cierta prensa manipulable. En la propaganda siempre nos vencieron, desde la Invencible; diez años después de este hecho España mantenía una flota mayor que la anterior y por supuesto la más poderosa del momento.

Por ello es hora de asentar la verdad con libros como éste. «Un modelo naval global que funcionó razonablemente bien y que le permitió convertirse en una potencia hegemónica pese a la dificultad que entrañaba proteger los intereses de un vastísimo territorio» recalca Mira Caballos.

La delicada situación económica de la Monarquía Hispánica debilitó los recursos del imperio rodeado de enemigos, y derivó a mediados del siglo XVII «en la pérdida del estatus hegemónico de una de las armadas más grandes y respetadas que la historia ha visto».

A finales de este siglo Francia descolló como potencia naval e Inglaterra se confirmó. Pero España mantuvo su imperio colonial dos siglos y medio después de la Invencible y las flotas siguieron navegando, trayendo la plata americana con muy contadas pérdidas (afectaron más los naufragios por huracanes que los endiosados piratas).

Y recuperados de una crisis profunda, que afectó también a los demás, durante la mayor parte del siglo XVIII mantuvimos la segunda mayor armada del mundo, hasta el desastre de Trafalgar (donde lucharon las tres grandes potencias navales de la época), prólogo de las guerras napoleónicas que (ahora sí) nos sacaron de la primera línea en todos los sentidos y nos llevaron a la pérdida colonial.

A partir del Descubrimiento de América

«Entre 1492 y 1567, esto es, entre el Descubrimiento de América y el Tornaviaje de Urdaneta, que nos enseñó el viaje de vuelta desde las Filipinas, barcos españoles abrieron y exploraron el océano Atlántico, descubrieron el océano Pacífico, lo cruzaron y lo estudiaron en todas direcciones, de modo tal que en poco más de medio siglo nuestras naves dominaban la esfera terrestre» proclama el escritor, que asimismo recuerda los avances portugueses del siglo XV y su control de las rutas en África y el Índico, la entrada en liza de los ingleses «pero la hegemonía marítima mundial era e iba a seguir siendo indiscutiblemente española durante mucho tiempo».

Además, contra tanta insidia ignorante y pobreza argumental, España fue el centro del desarrollo científico y tecnológico en materias como la náutica, la cartografía y la cosmografía (muchos son los nombres aquí citados). Con una dimensión comercial mundial, con flotas que unían Europa, América y Asia; y colocaban nuestro peso de plata como la moneda de uso universal.

RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!
- Advertisment -

MÁS NOTICIAS