viernes, febrero 23, 2024
InicioHistoria navalCamariñas, puerto de abrigo

Camariñas, puerto de abrigo


LA REQUISA DEL MAIZ DEL SAN BUENAVENTURA DE PLENTZIA EN 1815

La ría de Camariñas servía históricamente de refugio a los barcos que navegaban entre el Cantábrico y el Mediterráneo con distintas cargas. En caso de averías o problemas los patrones dejaban constancia de ello ante los notarios locales.


Acabando la guerra de Independencia y ante la falta de pan en la zona un queche vasco de Plentzia gobernado por el capitán Carlos de Madariaga con carga de maíz destinado a Vilaxoán entró en Camariñas en donde las autoridades locales le embargaron la mercancía y la subastaron. Fueron muchos los casos similares en épocas de carestía y falta de cereal.


PROTESTA


Protesta tomada en Camariñas al capitán del quechemarín San Buenaventura, después de que fuera embargado buque y carga por los regidores de la mencionada villa, cuando iba en ruta de a Plencia a Villajuan con carga de maíz.


«en la villa de camariñas, a 28 días del mes de abril de 1815, ante mí pareció presente el que dijo ser y llamarse don Carlos de Madariaga, capitán del quechemarín San Buenaventura, y dijo: que habiendo entrado de arribada en este puerto en la tarde de ayer por el mal tiempo con cargamento de maíz procedente de Plencia y destino al puerto de Villajuan (…) hallándose aguardando el momento que el tiempo le permitiere salir a continuar su viaje, se halló con la inesperada novedad de que por los señores (…) regidores y procurador síndico general de esta dicha villa se le había embargado el expresado buque y cargamento para poner el expresado maíz en venta pública al precio corriente de 26 reales de vellón por cada ferrado medido (…) ya que los naturales de ella así lo reclamaban por la suma escasez de grano que experimentan (…) por lo que a protesta (…)».



EL INCIDENTE DEL NUESTRA SEÑORA DE LOS DOLORES EN 1811


La ría de Camariñas servía históricamente de refugio a los barcos que navegaban entre el Cantábrico y el Mediterráneo con distintas cargas y por ello anotamos una serie de casos de averías o problemas guardados por los notarios locales.


El bergantín Nuestra Señora de los Dolores de Figueras, patroneado por Sebastián Blanco Carriego, llevaba una carga de tablas para la Armada Real en Cádiz, en plena Guerra de la Independencia, pero entró en Camariñas a causa de un temporal. El fletador sin embargo obligó al patrón a salir pese al mal estado de la mar, por lo que éste deja constancia de tal manda ante posibles incidentes.


PROTESTA


Protesta tomada en Camariñas por el capitán del bergantín Nuestra Señora de los Dolores, después de arribar por mal tiempo a este puerto e imponerle salir el cargador,
«En la villa de camariñas a 30 días del mes de marzo de 1811, ante mí pareció presente el que dijo ser y llamado don Sebastián Blanco Carriego, capitán y maestre del bergantín nombrado Nuestra Señora de los Dolores, y dijo: que cargaron en Figueras, Principado de Asturias, tablas para cajas de fusiles con destino a Cádiz (…) por mal tiempo arribó a esta villa de Camariñas, amenazando tempestad, pero el cargador le impuso salir de igual manera (…) por lo que protesta para que no sean por cuenta del otorgante cualesquiera haverías que sobrevengan a dicho barco y carga, demoras y atrasos que se irroguen (…)».


EL SAN FRANCISCO Y LA REQUISA PARA TRAFALGAR


La ría de Camariñas servía históricamente de refugio a los barcos que navegaban entre el Cantábrico y el Mediterráneo, muchos entraron en caso de averías o problemas, aunque a veces el peligro estaba en tierra.


El mercante de Corme San Francisco y las Ánimas patroneado por Juan Vázquez de Cee llevaba vino a la Armada de Ferrol pero tuvo que entrar en Camariñas a causa del temporal y también temiendo ser robado por los barcos ingleses que patrullaban la costa.
Pero en la villa había autoridades militares dedicadas a requisar marineros para la Real Armada que se batirá aquel año a los ingleses en Fisterra y Trafalgar. Dos marineros de Corme fueron apresados para servir en las fatídicas jornadas navales, el resto de la tripulación pudo escapar. La presencia de los inspectores en la villa indica la leva de muchos de los matriculados del mar de la zona para subir a los navíos que combatieron en la gran batalla naval de Trafalgar.

PROTESTA


Declaración del patrón del barco San Francisco y las Ánimas, de arribada en Camariñas, después de que la inspección de matriculados determinará el Real Servicio para dos de sus marineros y huir el resto de la tripulación, sabedores de la guerra con el inglés y su leva obligatoria.


«En la villa de Camariñas, a 21 días del mes de febrero de 1805, ante mí (…) pareció presente don Juan Vázquez, vecino de la villa de Cee, patrón del barco nombrado San Francisco y las Ánimas, propiedad de don Francisco Chans, vecino de Corme, y dijo: que habiendo arribado a este puerto con cargamento de vino y como destino Ferrol con motivo de los temporales y por la declaración de la actual guerra con el Inglés, se ha detenido hasta tanto comunicar esta noticia al dueño del barco y carga, y saber su resolución (…) en cuio intermedio se subió a bordo la inspección de matriculados, la cual ha determinado al real servicio a dos marineros de su tripulación (…) y los restantes ausentándoseles sin saber su (…) por lo que protesta (…)».

RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!
- Advertisment -

MÁS NOTICIAS