domingo, agosto 14, 2022
InicioIndustria pesqueraLa flota mercante y pesquera de Muxía en la época medieval y...

La flota mercante y pesquera de Muxía en la época medieval y moderna

Muxía no siempre dependió exactamente de la pesca, sino que desde la época medieval hasta más o menos a mediados del siglo XIX, hubo vecinos de Muxía que fueron armadores de mercantes, formando así una flota de mercantes de gran porte que tenían base en la localidad como también se contaba en la villa con diferentes pesqueros dedicados muchos de ellos al arte del cerco entre otras artes tradicionales que cubrían la ensenada muxiana, y esto lo podemos saber gracias a un trabajo elaborado por José Enrique Benlloch del Río en la revista Nalgures.

En el siglo XIV en Muxía surgen varios cambios significativos, en 1345 se le concede el título de villa al igual que en Fisterra, en el mismo año nace un alfolí de sal en la villa del cual se hace cargo Fernán de Lema y se le concede el foro de benavente gracias al rey Alfonso XI. Por estos tiempos Muxía también contaba con un astillero en el que se construían barcos dedicados al comercio, como las dos naos que aquí fueron quemadas por portugueses en este espacio dedicado a la construcción de naves. En este siglo se nombran en documentos varios mercaderes como Pedro Eáns y Gonzalo López.

El primer documento claro que habla de mercaderes en la villa en el siglo XVI es un documento del año 1518. En 1570 se da la noticia de un mercader muxian llamado Pedro de Ballón que estaba casado con Teresa Bona y que tenía un patrimonio de entre 700 y 1000 ducados. Muere en Bilbao. Pedro de Ballón se dedicaba a salar sardina o jurel y también se dedicaba a curar congrio que pescaba en la costa muxiana y que del cual vendía este producto en Bilbao y por otras zonas de la península. Este también tenía trato de vinos con Rivadavia y tierra de San Martín. Y este mercader no solo hacía toda esta actividad, sino que también era contratado en la villa para reparar naves comerciales.

La época esplendor de la flota mercantil muxiana comienza concretamente en el siglo XVII cuando las villas de Laxe, Malpica y sobre todo Muxía y Camariñas unen lazos con mucha más fuerza con el País Vasco, y dicha ría sufre un tráfico intenso de hierro y pescado con Euskadi. Mercantes de Muxía y su vecina Camariñas comerciaban con puertos vascos, andaluces y portugueses. Los vascos demandaban pescado y vino de Pontevedra y Rivadavia, estos vinos eran mucho más baratos y numerosos asturianos hacían de intermediarios. También había otros tráficos intensos que estaban presentes en nuestra ría como  que provenía de Inglaterra o el trigo que era sacado de los monasterios de san Xulian de Moraime o de San Martiño de Ozon, dicho trigo era exportado en mercantes que fondeaban en la playa de Os Muiños y en el Puerto de Muxía, o la sal,madera, cebollas o encaje donde Muxía era la mayor tratante de esta arte.

En el siglo XVIII tenemos muchos más datos sobre los mercantes de Muxía, que sus principales destinos eran Portugal, Andalucía y País Vasco como hemos dicho anteriormente. Los principales armadores de buques comerciales de la villa por esta época eran Jacinto López, Domingo de Dios y Juan de Dios. Domingo de Dios era patrón de una pinaza portuguesa que hacía rutas de sardina y hierro a Bilbao (1710-1719) Posteriormente Domingo se hace armador de una nao de gran porte que tiene su base en Muxía, nos podemos hacer una idea del tamaño de la nao cuando para salir de la ría necesita ser empujada por una lancha de doce hombres.

No tenemos una lista que nos marque el total de armadores de mercantes que tuvo Muxía por aquellos años, pero conocemos algunos nombre de estos mercantes muxians por accidentes marítimos que sufrieron en sus travesías gracias a los datos aportados por el nuevo catálogo de Naufragios 2020 de Rafael Lema:

Frente un punto de la costa gallega sin concretar naufraga un mercante de Muxía cuanto estaba cargado de sardina con destino a Vigo en 1801. SAN ANTONIO Y ANIMAS de Manuel León Romero con el patrón también de Muxía, Francisco Vilela se refugia en Camariñas tras ser perseguido por una fragata inglesa en marzo de 1801,el 27 había salido de la Ría de Arousa con un cargamento de maíz con destino a Neda, y al poco después de salir de la ría le viene una fragata inglesa dando caza y se refugia en Porto do Son, donde al día siguiente sale de puerto y a la altura de Cabo Vilán avista otra vela y se refugia finalmente en Camariñas, actualmente los restos del mercante muxian de 18 toneladas reposa bajo el mar de Cabo Corrubedo al encallar en estos bajos al romperse-le el ancla principal y al tener una vía de agua, salvándose toda la tripulación en un bote en medio de un gran viento huracanado el 6 de junio de 1868. El BENTÍN DE MUXÍA era un patache de Joseph Bentín cargado de sardina, naufragó en el Cabo Vilán el 13 de enero de 1801 cuando había salido de Vigo con dirección a Asturies, aparecieran en Playa de Tosto las barricas de sardina del buque muxian. La pinaza de 10 toneladas Nuestra Señora de la Barca tocara fondo en los Baixos dos Meixidos en Muros el 20 de julio de 1814,tras cargar en Oporto 24 quintales de pote con destino a A Coruña, a las dos de la mañana con el tiempo favorable y con el mar tranquilo, pero con niebla el barco se clavó en Os Meixidos produciendosele una gran vía de agua, la tripulación del buque salvaron a la pinaza muxiana al traer la pinaza en remolque desde el propio bote salvavidas del Nuestra señora de la barca.

FLOTA PESQUERA DE MUXÍA EN LA ÉPOCA MEDIEVAL Y MODERNA.

Las primeras referencias a la flota pesquera de Muxía que por lo menos me consta en mis investigaciones son del siglo XVI. El principal motor económico en la villa era el comercio y la pesca como pudimos comprobar en los párrafos anteriores. Los vecinos de Muxía tenían en la ría una zona reservada para pescar solo ellos, y todo intruso que pescara en esta zona sería sancionado con una multa que rondaba entre los 1000 y 2000 maravedís, también hay que destacar que Camariñas pertenecía a la jurisdicción de los Condes de Altamira y Muxía pertenecía a la jurisdicción del Arzobispado de Santiago de Compostela. Camariñas también tenía su zona reservada de pesca. A modo de anécdota en enero de 1579 seis pesqueros de Muxía andaban pescando en su zona reservada de la ría, pero un gran temporal los sorprendió y se vieron obligados a abrigarse na Ponte do Porto. Los barcos de Muxía que allí estaban abrigados fueran secuestrados al ser acusados de capturar ostras en la zona reservada de pesca de Camariñas por la justicia de la condesa de Altamira. Finalmente, los muxians salieron ganando.

Las especies que más eran capturadas por los vecinos de Muxia era la sardina, jurel,pescada, congrio y en menor medida meigas, y en verano se secaba el congrio, que se pescaba con gorentes. Las artes de pesca que se utilizaban por los pescadores de la villa eran las redes de traiña, redes de cerco, y los rastros para la captura de las ostras. Posiblemente, este puerto también anduvo a la pesca de ballena como he acreditado en reportajes anteriores. A modo de curiosidad, el topónimo muxian «Boi Viron»que señala el trozo de litoral que comprende entre la Playa da Arliña hasta la entrada del pueblo podría significar un arte de pesca desconocido, sin catalogar que se usaba en la zona que adoptó dicho nombre. Esto solo es una hipótesis.

Se acreditan las sondas de cuerda, agujas de compás, y las cartas de rotear escritas en pergamino, había escasez de los aparejos en calderas, y hacían el calafateado de los barcos en el pueblo.

En 1572 hay en la villa entre otros pesqueros dos trincados, de los cuales tenemos el nombre de estos barcos curiosamente, el «Santiago» y el «San Pedro, y hay un barco que se dedica al cerco que se llama «Corpo Santo» que el periodo en el que podía usar el cerco era de agosto a navidad.

En 1579 Muxía cuenta con nueve barcos de pesca, algunos son dornas uno de estos barcos anda al cerco. En 1588 había en el pueblo tres barcos que andaban al cerco de congrio y pescada.

En el siglo XVIII tenemos un listado de los pesqueros de Muxía, concretamente en el año 1753,el catastro de Ensenada. En este año ser citan las siguientes embarcaciones:

San Antonio y Ánimas: Galeón o barco trincado para la pesca de sardina, el propietario es Andrés de Lema y compañeros.

Las lanchas son las siguientes:

Lancha de Juan Antonio de Castro y Porras. Después de la campaña de la sardina que es desde a principios de junio hasta septiembre se dedica a la pesca de congrio, el patrón es Ygnacio Pérez Vidal, los marineros que componen la tripulación son Ygnacio Blanco, Pedro Yañez y Domingo Ygnacio Romero

Lancha de Andrés Lago se dedica a la pesca de congrio, el patrón es Bernardo de, lago hijo de Andrés. Los marineros son Domingo Varela, Francisco Fariña, Domingo Rodríguez.

Lancha de Silvestre García, se dedica al congrio, Silvestre García es el patrón, y los marineros Joseph de Lastre, Domingo Blanco y Domingo Pérez.

Lancha de Francisco de Leiro, se dedica al congrio. El patrón es Domingo Antonio Pérez de Leiro, su hijo. Los marineros son Francisco Pérez y Andrés González.

Catálogo de Naufragios De Galicia 2020, Nalgures.

FOTOS: http://alicantinismo.com, culturamas.es

RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

MÁS NOTICIAS